¡DOLOOOOOR!

La prisa es mala.
Hoy he salido corriendo para no llegar tarde al trabajo y en mi carrera contrarreloj he olvidado el casco de la moto. Ha tenido que ser precisamente hoy que el día ha comenzado con lluvia.

Bien, el caso es que gracias a eso me he tenido que poner el casco auxiliar (Si, ese casco sin visera feo con avaricia) que llevo en la moto y esto es lo que he descubierto:

1) La lluvia a 60 km/h se clava en los ojos como si fuesen alfileres.
2) La lluvia a 75 km/h resulta dolorosa en la cara, aunque consigas evitar que te entre en los ojos.
3) Sobre los 80 km/h los alfilerazos dejan de ser aguantables en ninguna parte del cuerpo.
4) Hace un frío que te cagas para ir en manga corta en la moto…

Si, este post es una gilipollez, pero algo tenía que escribir sobre esto…

Anuncios

~ por Covenant en 7 de septiembre de 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: